Oscar Rodríguez Borgio, al lado de su hermano, es uno de los propietarios de los casinos Big Bola, negocio que tiene su parte humana con la Fundación del mismo nombre.

Los 18 casinos Big Bola operan en toda la República Mexicana con la razón social Comercial de Juegos La Frontera S.A. de C.V. dentro de los cuales los clientes tienen acceso a 5,434 máquinas de juego.

La compañía del empresario tiene presencia en el Distrito Federal, Estado de México (Atizapán, Tlanepantla, Metepec, Huixquilucan, Atizapan), Veracruz (Boca del Río, Córdoba, Orizaba, Tuxpan) Campeche (Ciudad del Carmen), Guanajuato (Celaya, León), Sinaloa (Mochis, Culiacán), Sonora (San Luis Río Colorado) y Querétaro.

Óscar Rodriguez Borgio casinos y fundación

Si algo mantiene a los empleados y al empresario con entusiasmo para continuar con el buen funcionamiento de los establecimientos es que los casinos Big Bola han llegado a obtener utilidades netas de 7 millones 959,789 pesos en el período referido, lo que ubicó a la firma como un negocio rentable.

De igual manera, Big Bola alcanzó ingresos cercanos a los 3,886 millones 258 mil pesos, durante el 2012, por debajo de Administradora Mexicana de Hipódromos, organización de la también empresa CIE, con 4,886 millones 983 mil 290 pesos.

Rodríguez Borgio y la filosofía de la Fundación Big Bola

La historia de la Fundación Big Bola tiene origen en el ejemplo que el dueño aprendió de su padre: “Una historia que siempre comparto con quienes conforman y reciben apoyo de la Fundación Big Bola es que desde pequeño me he relacionado con el altruismo, ya que mi padre ayudaba a niños pobres de la comunidad donde vivíamos”, comentó el empresario.

Cabe destacar que por medio de la Fundación Big Bola, Óscar y Javier Rodríguez Borgio, ofrecen apoyos en diferentes rubros como salud, asistencia social y en caso de desastres naturales a personas necesitadas de ayuda en los diferentes rubros mencionados.

Óscar Rodríguez Borgio casinos y fundación la combinación de ayuda y diversión

Óscar Rodríguez Borgio a favor de ayudar a quienes lo necesitan

El fin de esta institución de ayuda es que la gente se adentre en el proyecto dando ideas, donando bienes materiales y realizar acciones de voluntariado. “Cualquier proyecto que un individuo quiera realizar es posible siempre y cuando exista una comunicación y una planeación correcta”, es parte de la filosofía que quienes dirigen y colaboran en la Fundación Big Bola tienen como eje rector de sus acciones, expresó el empresario.

Tanto los Casinos Big Bola, como la Fundación Big Bola son muestra de que el trabajo y esfuerzo siempre rinden frutos, en este caso referentes al éxito empresarial y la ayuda social del que es ejemplo las personas que laboran y colaboran en la empresa y fundación que preside el empresario.

Información relevante sobre la empresa de los hermanos Rodriguez Borgio